La misa desde el Credo hasta la consagración

Según las escrituras, la institución de la misa fue establecida por Jesús en el ritual de la Última Cena con sus Apóstoles. Por lo que conocer con detalle cómo se desarrolla la misa desde el Credo hasta la Consagración es muy importante para los que profesan la fe católica.

Para todo católico la misa es la ceremonia más prominente de la Iglesia y otros apelativos cristianos. Puesto que misterio de la Eucaristía es el núcleo y el epítome de toda la fe cristiana. Por tanto, el resto de los signos se organizan para objeto de esta.

De pequeños nos enseñan que en la misa se recuerda el sacrificio que Jesucristo hizo por nosotros para librarnos de nuestros pecados. Y es así, como siguiendo el mismo ritual que Jesús empleó, se bendicen el pan y el vino.

Convirtiéndolos en su cuerpo y sangre derramada. Dicho esto, a lo largo de este post, te llevaremos a conocer todo lo que debes saber y manejar de la misa desde el Credo hasta la Consagración.

Estructura de la misa

La santa misa se consagra a Dios por cuatro razones. La primera de ellas, es para venerarlo como corresponde y se le denomina adoración. La segunda razón, es para dar gracias por las bendiciones que se han recibido, por ello se le define como eucarística.

También, es para ofrecer alguna ofrenda que le agrade y así ser redimidos de nuestros pecados y salvar las almas en pena. Y por último, para obtener toda la gracia que proviene de lo alto y que necesitamos. A esta se le califica como penitencial.

Dicho esto, veamos con detalle cómo se estructura la misa desde el credo hasta la consagración. Destacando que es la parte más importante dentro de este ritual.

Credo

Una vez que el celebrante realiza la homilía de la palabra, los feligreses recitan la oración del Credo. Que es la declaración de todo cristiano católico sobre lo que creemos y somos en la fe de Cristo Jesús.

Oración de los fieles

Se refiere a la oración universal y es en esta parte de la misa, donde los feligreses realizan todas sus súplicas a favor de la iglesia y todo el mundo. Puede haber peticiones libres que el párroco invita a compartir en voz alta o en silencio desde su corazón.

Asimismo, en estas solicitudes se incluyen plegarias dirigidas a los difuntos, las vocaciones sacerdotales y religiosas, y los que padecen enfermedades. Deben ser plegarias breves que envuelvan la voluntad de toda la colectividad.

Liturgia de la Eucaristía

Esta es la parte esencial de la misa, pues es en este momento que Cristo Jesús se hace presente en el pan y el vino. Se rememoran las palabras y actitudes de Jesús durante la última cena, y que fue compartida con la humanidad por medio de los apóstoles.

Ofertorio

En este momento se presentan en el altar el pan y vino que son ofrecidos a Dios por el celebrante, quien debe purificarse lavando sus manos. Durante este acto se realiza algún canto apropiado al momento o se canta la antífona.

Oración sobre las ofrendas

Concluida la presentación de las ofrendas y el protocolo que las acompañan, se finaliza la disposición de los dones con la exhortación a la feligresía a orar en compañía del celebrante. De esta manera, queda todo dispuesto para la plegaria eucarística.

Plegaria eucarística

En este momento comienza el núcleo y cumbre principal de toda la misa. La plegaria eucarística es una oración que se recita en agradecimiento y entrega. El objetivo principal de esta oración es que toda la feligresía se una en oración a Cristo en reconocimiento de la magnificencia de Dios y en dádiva de la inmolación.

Los elementos principales de la plegaria eucarística son el prefacio, santo, epíclesis y culmina con la consagración.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario