Credo a la Santísima Trinidad

Al rezar el Credo a la Santísima Trinidad entregamos toda nuestra fe a Dios y su poder

Credo a la Santísima Trinidad

Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos.

Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho.
Que, por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y
por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre.
Y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato,
padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día según las Escrituras,
y subió al cielo y está sentado a la derecha del Padre, y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia, que es una, santa católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados.
Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.

Amén.

El credo es una plegaria católica que simboliza y da muestra fiel de la fe infinita
que los creyentes profesan a las Tres Divinas Personas. Es una oración que
envuelve lo más importante dentro de la religión católica.

En otras palabras, Credo a la Santísima Trinidad es la muestra más evidente de los principios
que rigen a los cristianos católicos, la devoción y el amor profundo que sienten hacia la Trinidad,
su fe inquebrantable, que se hace tangible en cada una de las palabras que contiene tan importante oración.

¿Cuántos tipos de credo existen?

Con el transcurrir del tiempo han sido muchos las oraciones del Credo que se han realizado. Sin embargo, existen dos de ellos que han contado con la total aceptación de los fieles católicos. Pues, en su estructura se manifiesta plenamente lo que significa para el catolicismo la Santísima Trinidad.

El primero de ellos es el Credo de los Apóstoles, el cual condensa la creencia católica tal y como fue anunciada por los seguidores de nuestro Señor Jesús.

Por su parte, el segundo de los Credos es el Niceno Constantinopolitano, cuya estructura es mucho más prolongada e insondable. Este se establece luego de los congresos universales en Nicea y Constantinopla.

El credo a la Santísima Trinidad en la Biblia

Es muy posible que alguna vez te has preguntado si ¿el Credo a la Santísima Trinidad se encuentra en la Biblia? Y por mera curiosidad hasta intentaste encontrarlo en alguna de las cartas de los Apóstoles. Pero, aunque todo cuanto expresa esta plegaria es bíblico, no lo vas a encontrar en ella.

Tal y como rezamos el Credo, no está en las páginas de la Sagrada Biblia. Sin embargo, podemos estar seguros de que cada una de las frases que lo envuelve, condensan las creencias que en ella se difunden acerca de la Santísima Trinidad.

Podemos tener la plena certeza de cada frase que pronunciamos al rezar el Credo, están descritas en diversos capítulos y versículos bíblicos. Por lo que, no existe persona alguna que conociendo verdaderamente la palabra de Dios, pueda negar la existencia de lo que manifiesta el Credo.

¿Cuándo rezar el Credo a la Santísima Trinidad?

Tenemos la costumbre de escuchar el Credo a la Santísima Trinidad cuando asistimos a la iglesia a una misa de domingo o cuando se celebra una solemnidad. Estos son los momentos principales en los que debemos rezar como fieles creyentes católicos el Credo.

Sin embargo, puede ocurrir que en algunas oraciones que dirigimos a diferentes divinidades, se sugiere cerrarla rezando el Credo. Acompañado de otras oraciones muy conocidas por todos los cristianos católicos.

Nosotros mismos, podemos alzar esta plegaria para reafirmar nuestra fe y nuestro amor a la Santísima Trinidad. Bien sea, por creencia, por fidelidad a Dios y porque confiamos en la fuerza, que a través del Credo, se infunde en nuestras vidas.

El Credo en otras Religiones

Así como nosotros los cristianos católicos contamos con un Credo, otras religiones también lo poseen. Siendo de este modo, como dirigimos nuestras oraciones a las Tres Divinas Personas que se representan en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

En este sentido, es completamente válido pensar y asegurar que existen otras religiones, que como la católica, manejan su propio Credo. Basándose obviamente en los dogmas que rigen sus creencias.

Por tanto, podemos encontrarnos con el Credo Musulmán. Que como en el resto de las religiones o en la mayoría de estas, podemos toparnos con una oración dirigida a esbozar su génesis esencial.

En síntesis, sea cual sea la religión en la que pongamos nuestra atención, debemos tomar en cuenta que para todas existirá siempre una Trinidad. Por ende, que estarán representadas en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo y que rendirán veneración o culto a un solo Dios Padre Todopoderoso.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario